Guisantes Secos Mercadona: Descubre la mejor calidad y precio en guisantes secos en Mercadona

¿Estás buscando guisantes secos de alta calidad para tus recetas favoritas? No busques más, en Mercadona encontrarás una amplia selección de productos secos con la mejor calidad. Nuestros guisantes secos son ideales para añadir un toque de sabor y textura a tus platos caseros. No pierdas más tiempo buscando, ven a Mercadona y adquiere los mejores productos para tu cocina. ¡Descubre la gran variedad de guisantes secos que tenemos para ti!

Guisantes secos Mercadona: todo lo que necesitas saber sobre este producto popular y nutritivo

Los guisantes secos son un alimento muy popular y nutritivo que se puede encontrar en Mercadona. Son una excelente fuente de proteínas y se pueden adquirir tanto en tiendas físicas como online. Si estás buscando incorporar guisantes secos a tu dieta, es importante tener en cuenta algunos aspectos antes de comprarlos.

En primer lugar, los guisantes secos son una alternativa a los guisantes frescos, ya que tienen una vida útil más larga y se pueden almacenar fácilmente. Son más económicos, lo que los convierte en una opción asequible para aquellos que buscan una fuente de proteínas de calidad.

Para cocinar guisantes secos, es recomendable remojarlos previamente durante varias horas o incluso toda la noche. Esto ayudará a ablandarlos y reducirá el tiempo de cocción. Una vez remojados, se pueden cocinar en agua hirviendo o en una olla a fuego lento durante aproximadamente una hora, hasta que estén tiernos.

Los guisantes secos son muy versátiles y se pueden utilizar en una amplia variedad de platos. Se pueden añadir a sopas, estofados, guisos e incluso ensaladas. También se pueden triturar y utilizar para hacer hummus o como base para hacer hamburguesas vegetarianas.

¿Cuántas calorías tiene 100 gramos de guisantes secos? Descubre la información nutricional de este alimento

Los guisantes secos son una excelente fuente de proteínas y nutrientes esenciales. Son ideales para aquellos que buscan una opción saludable y nutritiva. Te proporcionaremos información sobre las calorías y el valor nutricional de los guisantes secos.

En primer lugar, es importante tener en cuenta que los guisantes secos contienen menos calorías que los guisantes frescos. Esto se debe a que los guisantes secos se deshidratan, lo que reduce su contenido de agua y, por lo tanto, su peso y calorías.

En promedio, 100 gramos de guisantes secos contienen alrededor de 335 calorías. Es importante tener en cuenta que las calorías pueden variar ligeramente según la marca y el método de preparación.

Además de ser bajos en calorías, los guisantes secos son una excelente fuente de proteínas. Contienen alrededor de 23 gramos de proteínas por cada 100 gramos. Esto los convierte en una opción ideal para vegetarianos y veganos que buscan aumentar su ingesta de proteínas.

  Opiniones sobre la crema de espárragos de Mercadona: ¿vale la pena comprarla?

Los guisantes secos también son ricos en fibra, lo que ayuda a mejorar la digestión y a mantener la sensación de saciedad. Contienen alrededor de 27 gramos de fibra por cada 100 gramos, lo que los convierte en una excelente opción para aquellos que buscan perder peso o mantenerse llenos durante más tiempo.

Guisantes secos: Descubre qué tipo de alimento son y cómo incorporarlos en tu dieta

Los guisantes secos son una excelente fuente de proteínas y nutrientes esenciales para nuestra dieta. Aunque los guisantes frescos son más conocidos, los guisantes secos también son una opción saludable y fácil de adquirir. Te contaremos todo lo que necesitas saber sobre los guisantes secos y cómo incorporarlos en tu alimentación diaria.

Los guisantes secos son guisantes verdes que han sido deshidratados. A diferencia de los guisantes frescos, los guisantes secos tienen una textura más firme y necesitan ser cocidos antes de consumirlos. Su sabor es ligeramente más intenso, lo que los hace ideales para platos calientes como guisos, sopas y estofados.

Una de las ventajas de los guisantes secos es su larga vida útil, lo que los convierte en un alimento muy conveniente para tener en la despensa. Son una excelente fuente de proteínas vegetales, por lo que son una opción ideal para aquellos que buscan aumentar su consumo de proteínas sin recurrir a alimentos de origen animal.

Para incorporar los guisantes secos en tu dieta, es importante tener en cuenta que necesitan ser remojados antes de cocinarlos. Esto ayuda a ablandarlos y reduce el tiempo de cocción. Puedes remojarlos durante varias horas o incluso toda la noche.

Una vez remojados, los guisantes secos pueden cocinarse de diferentes maneras. Puedes agregarlos a guisos y sopas, o incluso utilizarlos como base para hacer hamburguesas vegetales. Su sabor suave se combina bien con una variedad de ingredientes, por lo que puedes experimentar y encontrar la forma que más te guste.

¿Qué propiedades tienen los guisantes secos? Descubre los beneficios nutricionales de los guisantes secos y cómo incorporarlos en tu dieta

Los guisantes secos son una excelente fuente de proteínas, vitaminas y minerales, lo que los convierte en un alimento muy beneficioso para nuestra salud. A diferencia de los guisantes frescos, los guisantes secos contienen una mayor cantidad de nutrientes concentrados debido a su proceso de deshidratación. A continuación, te contaremos más sobre las propiedades y beneficios nutricionales de los guisantes secos, así como algunas formas de incorporarlos en tu dieta.

Los guisantes secos son una fuente de proteínas de origen vegetal, lo que los convierte en un alimento ideal para aquellos que buscan una alternativa a las proteínas de origen animal. Son ricos en fibra, lo que ayuda a mejorar el tránsito intestinal y a mantenernos saciados por más tiempo. También contienen una buena cantidad de hierro, que es fundamental para la producción de glóbulos rojos y el transporte de oxígeno en nuestro organismo.

Para aprovechar al máximo las propiedades de los guisantes secos, es importante tener en cuenta cómo cocinarlos. Se recomienda remojarlos previamente durante al menos 8 horas para ablandarlos y reducir el tiempo de cocción. Una vez remojados, puedes cocinarlos a fuego lento durante aproximadamente una hora, hasta que estén tiernos. Puedes añadirlos a guisos, sopas, ensaladas o preparar deliciosos purés.

¿Cuánta proteína contiene el guisante seco? Datos nutricionales y beneficios para la salud

El guisante seco es una excelente fuente de proteínas, lo que lo convierte en un alimento ideal para aquellos que buscan una dieta rica en nutrientes. Los guisantes secos contienen alrededor de un 20-25% de proteína, lo que los convierte en una excelente opción para aquellos que siguen una dieta vegetariana o vegana.

  Salsa Espinaler Mercadona: ¡Descubre su precio y disfruta de su sabor irresistible!

Además de su alto contenido de proteínas, los guisantes secos también son ricos en fibra, vitaminas y minerales. La fibra ayuda a mantener el sistema digestivo saludable y contribuye a la sensación de saciedad, lo que puede ser beneficioso para aquellos que buscan controlar su peso. Las vitaminas y minerales presentes en los guisantes secos, como la vitamina C, la vitamina K, el hierro y el zinc, juegan un papel importante en el mantenimiento de la salud general.

Una forma popular de consumir guisantes secos es en forma de puré o sopa. Al cocinarlos a fuego lento, los guisantes secos se vuelven suaves y cremosos, lo que los convierte en una opción deliciosa y reconfortante para añadir a tus comidas. También puedes añadir guisantes secos a ensaladas, guisos o incluso hacer hamburguesas vegetarianas con ellos.

Es importante tener en cuenta que, aunque los guisantes secos son una excelente fuente de proteínas, su contenido calórico es más alto que el de los guisantes frescos. Por lo tanto, si estás buscando controlar tu ingesta de calorías, es importante moderar la cantidad de guisantes secos que consumes.

Cocido de guisantes secos La Cocina de la Abuela

Preguntas Frecuentes de los Usuarios

¿Cuál es la diferencia entre los guisantes secos y los guisantes enlatados?

La principal diferencia entre los guisantes secos y los guisantes enlatados radica en su estado de conservación y preparación. Los guisantes secos son los guisantes frescos que han sido deshidratados para prolongar su vida útil, mientras que los guisantes enlatados son guisantes frescos que han sido cocidos y enlatados en agua o en un líquido de conserva.

En cuanto al sabor y la textura, los guisantes secos tienden a ser más firmes y tienen un sabor más concentrado, ya que han perdido parte de su agua durante el proceso de deshidratación. Por otro lado, los guisantes enlatados tienden a ser más suaves y tienen un sabor más suave debido al proceso de cocción y conservación en lata.

En términos de tiempo de cocción, los guisantes secos requieren un tiempo de cocción más largo, ya que deben ser remojados previamente para ablandarlos antes de cocinarlos. Por otro lado, los guisantes enlatados están listos para comer directamente de la lata y se pueden calentar rápidamente en la estufa o en el microondas.

En cuanto a la nutrición, los guisantes secos y los guisantes enlatados tienen beneficios para la salud, pero pueden variar ligeramente en su contenido nutricional. Los guisantes secos son una buena fuente de proteínas, fibra y vitaminas B, mientras que los guisantes enlatados también son una buena fuente de proteínas, pero pueden tener un contenido ligeramente más bajo de fibra y vitaminas debido al proceso de cocción y conservación.

¿Cuánto tiempo se tarda en cocinar los guisantes secos y cuál es la mejor forma de hacerlo?

Los guisantes secos son una excelente fuente de proteínas, fibra y otros nutrientes esenciales. Cocinarlos adecuadamente es importante para asegurar su textura y sabor óptimos. El tiempo de cocción de los guisantes secos puede variar dependiendo de algunos factores, como el tipo de guisante, la frescura de los mismos y la forma en que se hayan almacenado.

Se recomienda remojar los guisantes secos durante al menos 8 horas o toda la noche antes de cocinarlos. Esto ayuda a ablandarlos y reduce el tiempo de cocción. Después de remojarlos, se deben enjuagar y escurrir antes de cocinar.

La forma más común de cocinar guisantes secos es hervirlos en agua. Para ello, se debe colocar los guisantes secos en una olla grande y cubrirlos con agua. La proporción recomendada es de 3 tazas de agua por cada taza de guisantes secos. Se puede agregar sal y otros condimentos al gusto. Luego, se lleva el agua a hervir y se reduce el fuego a fuego lento. Los guisantes secos deben cocinarse durante aproximadamente 1 a 1.5 horas, o hasta que estén tiernos. Es importante probarlos regularmente para asegurarse de que estén cocidos a su gusto.

  Desrizante Mercadona: El mejor producto para alisar y domar tu cabello de forma fácil y económica

Otra opción para cocinar guisantes secos es utilizar una olla de cocción lenta. En este caso, se deben seguir los mismos pasos de remojo y enjuague, pero en lugar de hervirlos, se deben colocar en la olla de cocción lenta junto con agua y otros condimentos. Los guisantes secos deben cocinarse en la olla de cocción lenta durante aproximadamente 6-8 horas en temperatura baja, o 3-4 horas en temperatura alta. Nuevamente, es importante probar los guisantes secos para asegurarse de que estén cocidos a su gusto.

¿Qué beneficios nutricionales tienen los guisantes secos y cómo puedo incorporarlos en mi dieta?

Los guisantes secos son una excelente fuente de nutrientes y pueden ser una adición saludable a tu dieta. Estos pequeños vegetales verdes están llenos de vitaminas, minerales y fibra, lo que los convierte en un alimento nutritivo y beneficioso para tu salud.

En cuanto a los beneficios nutricionales, los guisantes secos son una fuente importante de proteínas vegetales, lo que los convierte en una excelente opción para aquellos que siguen una dieta vegetariana o vegana. También son ricos en fibra, lo que ayuda a mantener un sistema digestivo saludable y a prevenir problemas como el estreñimiento. Contienen una variedad de vitaminas y minerales, como vitamina A, vitamina C, vitamina K, hierro y zinc.

La incorporación de guisantes secos en tu dieta es bastante sencilla. Aquí hay algunas ideas:

  1. Sopas y guisos: Los guisantes secos son perfectos para añadir a sopas y guisos. Aportan sabor y textura, además de un impulso nutricional.
  2. Ensaladas: Puedes añadir guisantes secos a tus ensaladas para agregar un poco de color y textura. También puedes hacer una ensalada de guisantes secos como plato principal, mezclándolos con otros vegetales y condimentos.
  3. Puré de guisantes: Puedes hacer un puré de guisantes secos como guarnición o como base para untar en pan o galletas. Simplemente cuece los guisantes hasta que estén tiernos y luego pásalos por una licuadora o procesador de alimentos hasta obtener una consistencia suave.
  4. Acompañamiento de platos principales: Los guisantes secos pueden ser un excelente acompañamiento para platos principales como pollo, pescado o tofu. Puedes cocinarlos al vapor o saltearlos con un poco de aceite y especias.

Recuerda que los guisantes secos son una fuente valiosa de nutrientes, pero también son ricos en calorías. Por lo tanto, es importante controlar las porciones y no excederse en su consumo si estás siguiendo una dieta específica.


  • Alérgenos: no contiene
  • País de origen: Estados Unidos
  • Ingredientes: Arvejas verdes.

  • Nuestros guisantes son de la mejor calidad. ¡Pruébelos y notará la diferencia!.
  • Conservación: Lugar fresco y seco, preservar de rayos solares y de productos que desprendan fuertes olores
  • OGM, Otros: No contiene plaguicidas, tóxicos, no ha sido irradiado, no procede de organismo modificado geneticamente (OMG). Si hubiera una contaminación cruzada eventual con OMG los valores no superarán los valores reglamentariamente establecidos.

  • ➤ BIO GUISANTES | VERDES Y ENTEROS | Guisantes verdes de agricultura biológica con rico sabor y densidad.
  • ➤¿POR QUÉ? | Nuestros ¨BIO guisantes, verdes y enteros¨ son la mejor variedad para sopa de guisantes.
  • ➤¿CÓMO? | A diferencia de los guisantes verdes pelados, nuestros ¨BIO guisantes, verdes y enteros¨ se deben dejar en remojo durante la noche. el tiempo de cocción, incluso después del remojo, es de 60 minutos, lo suficientemente largo para que sean ideales para sopas espesas y guisos.